sábado, 2 de febrero de 2013

Tres detalles básicos para detectar bulos políticos en internet



Un bulo es una información falsa que se divulga, generalmente, con intereses dañinos. Los vemos en enfrentamientos entre empresas, entre grupos de interés y, sobre todo, los vemos en política como arma arrojadiza. También vemos  lo rápido que se mueven por internet.

El iniciador de un bulo político es un ignorante o un sinvergüenza. Puede ser las dos cosas, pero no ninguna de las dos. Porque un bulo es una mentira que se difunde, a sabiendas o no de que lo es. Ahora bien, para cumplir su cometido necesita a otros seres humanos que se crean el bulo y lo difundan: Los transmisores. Estos, en internet, se multiplican exponencialmente.


Y es que, según una encuesta de la Asociación de Internautas, en 2009 el 70% de los internautas españoles no sabían distinguir entre un rumor falso y una noticia veraz en la red, un 10% más que en 2008. Sin embargo, visto lo visto, no me sorprendería que hoy fuera igual o mayor el porcentaje. 

A la mayoría de las personas que nos movemos por las redes sociales nos pueden colar, en un momento u otro, un bulo. Y lo que es peor: Es muy posible que lo movamos y multipliquemos, en tantos casos con buena intención, su efecto pernicioso. 



Ahora bien ¿Cómo detectar un bulo político en internet?

El punto más débil de un bulo es su fuente, su origen. Habitualmente vemos que se menciona un artículo en un diario o, peor aún, en un blog que recogió la noticia de la fuente, o peor aún (esto es lo peor) una frase fuera de contexto. Al igual que sucede en la dinámica de grupos del teléfono roto, conforme van entrando intermediarios en el proceso de la comunicación, la información se desvirtúa, pudiendo llegar hasta el extremo de que el mensaje inicial se torne irreconocible. 


Cuando veas una información escandalosa, ve directo a la fuente documental válida: Si se menciona una entrevista, busca la original - a ser posible en vídeo -; si es un artículo, encuéntralo. Si no aparece... Lo mismo es que es falsa. Recuerda: Las fuentes válidas no se encuentran en un blog de tercera, sino en publicaciones serias, fiables y de calidad. Y deben de estar respaldadas por pruebas, por evidencias, y no por opiniones y convicciones. 

Recuerda: El que inicia un bulo, o no sabe, o no quiere saber. Y espera que tú te comportes como un imbécil (o al menos tan ignorante como es él, si no se trata de un sinvergüenza), que recibas su información y, sin tamizarla lo más mínimo, porque igual hasta crees que te viene bien - por ejemplo, los ataques a los "enemigos" políticos comunes -, empieces a menearla como si no hubiera un mañana, que es lo que hacen ese 70% de crédulos: Alimentar los rumores hasta plantar la semilla de la falsedad y que esta enganche. 



Recuerda: La mayoría de los bulos son anónimos, no citan fuentes, o las citan distorsionando lo que estas dicen, porque su autor espera que no te esfuerces nada en comprobar que miente, y mucho menos en demostrarlo

El segundo punto débil es su fecha de publicación. Los bulos, por lo general, no la tienen, o la ponen vagamente ("hace unos meses", por ejemplo), estando además redactados de la manera más atemporal posible, para que pervivan el máximo tiempo circulando por la red. 

El tercer punto débil del bulo es el contenido. Este es más difícil, porque precisa de más entrenamiento para detectarlo, sobre todo cuando el que lo crea es un timador fino, un profesional de la manipulación informativa: Necesitas una experiencia, un tiempo y  un esfuerzo, que el generador de bulos considera que no vas a tener o dedicar para comprender que lo que te vende es basura. Basura que a veces él mismo se cree. 

Porque al final, y lo sabe, la mayoría del los lectores se van a quedar sólo con el MENSAJE GANCHO, ese mensaje que te llama la atención y que está en el titular o en ese cartelito tan llamativo como insolvente que les ha llegado por Facebook o Twitter. Y como mucho con la descripción básica del asunto. Y no se van a enterar de que, en muchos casos, el titular tiene tan poco que ver con la realidad, que ni siquiera el propio contenido de las informaciones en las que se basa lo respaldan. Pero recuerda: Para el que crea el bulo no eres más que otro imbécil, o como es él, o como espera que seas. 

Recuerda: Lo más importante del mensaje gancho es lo morboso y/o escandaloso que sea: Cuanto más, mejor: Más atención captará y más se compartirá.

Algunos bulos, sobre todo los más cutres, te animan a actuar difundiendo la información. Porque esa es la finalidad del bulo, en este caso político: Replicarse de manera viral, mientras haya lelos que se contagien y que no investiguen, pero en los más sutiles no sucede así: Ya parten del hecho de que lo vas a compartir, probablemente de buena fe.

¿Qué hacer al detectar un bulo político en internet? Denunciarlo. ¿Como? Haciendo públicas sus falsedades, siempre basándonos en ARGUMENTOS SÓLIDOS. Y aprovechando para darle en el morro con ellas al transmisor, dejando en evidencia que, o lo han engañado, o nos quiere engañar, y facilitándole artículos como este para que no se la vuelvan a meter doblada.




7 comentarios:

  1. Cierto, internet hay que usarlo con responsabilidad. Ojala las personas al leer una noticia contrastasen la información con la fuente, sería una actitud muy responsable.

    ResponderEliminar
  2. gracias, lo leere y te comentare muackkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  3. Punto peligroso el de los bulos, porque hacen que ciertas ideas se exalten provocando conceptos equivocados, solo por confiar cien por cien en la información que nos llega sin contrastarla, ya sea leída o escuchada. Además si entramos en el mundo de la política, ellos utilizan la retórica para camuflar datos, noticias, realidades, es parte de su profesión...Si encima en vez de ir a la fuente partimos de la interpretación de un tercero... Gracias por compartir este punto y espero que llegue a la gente :-)

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Un saludo, y gracias por comentar.

      Eliminar
  5. Cambia el color azul a la fuente se ve mal. Un Saludo

    ResponderEliminar